Haber «estao» – Maratón Donostia 2009

Pareja de stoppersViernes, 14:30. Tirrin, tirrin… Tirrin, tirrin… ¿Bai? Hola, Soy Juanjo, de la FAG. ¿Podéis venir media docena de patinadores el domingo para ayudar en el maratón?

¡Anda! Acabamos de empezar un finde que parecía tranquilo, y mira tú por donde, ya se ha liado la cosa…
Llegara casa, un par de llamadas de teléfono, tres mensajes en el foro, y a esperar. Encima anuncian lluvia para el domingo… ¿Se apuntará alguien?
Pues sí, parece que alguno ya se animará…

Domingo 7:05. Llueve, llueve y llueve. ¿Llover? ¡Que va a llover! ¡Jarrea! En fin, ya dije que iba, o sea que no me puedo echar atrás.
Domingo, 8:45. Arco de salida. Aquí estamos todos los previstos: Alberto, Amaya, Arsenio, Francis, Luisja, Roberto, Txema, Txenan… y encima un poco después aparece Errapel. ¡Nueve, y no llueve! 😉

Al principio la cosa parece hasta sosa: seguimos a la moto de Aitor (director técnico de la FAG), parando a menudo, y el nos dice qué ir haciendo: “todos los conos al otro carril” “hay que reforzar este cruce, dos aquí” , etc. Bueno, parece que vamos a ir despacito, a ver si nos vamos a aburrir. Ya, ya… lo bueno no ha empezado todavía.

Tras la salida de los corredores, cada uno en su sitio. Van pasando primero en muy pequeños grupos, luego en algo más grandes, más grandes, grandes, y ya uno solo, ¡inmenso! Y yo ahí, en patines intentando que los que pasan detrás de mí lo hagan por el otro lado… Es el momento en el que noto claramente que en este punto ¡SOBRO!. Ale, con la música a otra parte. Eso, a otra, pero ¿a dónde? Alberto y yo vamos subiendo de vuelta hacia Anoeta, y juntándonos con el resto. Allí nos alcanzan, o alcanzamos, al grupo cabecero. El caso es que estos van como motos, y se les sigue bien, pero no holgado (es cierto: el piso malo y mojado no ayuda…).M4

Al llegar al estadio decidimos no entrar y seguir de vuelta por Errondo, para y otra vez por delante “atando cabos”. Tras un momento de despiste, pensando que la carrera circula por un sitio, cuando realmente va por otro, seguimos hacia delante.
La moto de Aitor ya no sabemos por donde anda, pero la experiencia de stopper en las RDR u otras historias, se nota y aunque no nos lo indiquen, ya vemos donde somos necesarios. Este cono que se ha movido, ese del cruce que se ha dormido… el trabajo no falta.

Y entretanto, circulando por Donosti “todocasiparanosotros”: Jose Mª Salaberria, Carlos I, Urbieta, Avenida, Bule… Bueno, en el bule el principal susto de la jornada: un peatón que paso, que sí, que no, que si… Amaya que pasa, que no, cuidaoquevoy…
y ambos al suelo… No ha sido nada. “Tranquilo, las mallas no se han roto” 😉

Y mientras algunos enfilan hacia Sagues por delante de la cabeza, otros lo hacemos hacia el Antiguo, que no sabemos como estará la zona de trabajo… pero primero hay que llegar. ¿Miedo al agua, yo? ¡Miedo al viento huracanado!
Bueno… tampoco es para tanto, pero ventarrón si que hace en el paseo de La Concha. A los de a pie les va a costar… ¿o no? Nos alcanzan, y a alguno nos pasan… Bueno, les dejamos pasar, por que si no nos vamos a fundir… “Este entrenamiento es más intenso que los de Portuetxe, con tanto cambio de ritmo. Va a estar bien” Palabras de uno de nuestros “matxakas”. Y sí, va a estar bien 😉

Entretanto, este y otros siguen hacia Portuetxe, nuestra “pista de entrenamiento”. Además en la rotonda de Universidades hay tarea. Vallas ya hay, pero coches que se las saltan también y el “naranjito y los dos voluntarios presentes están un poco desbordados… o sea que paramos, a respirar y colaborar.
En cuanto los corredores cabeceros llegan toca volver hacia el centro, que todavía les queda una vuelta más, aunque ya no habrá trabajo, supongo…

M1Supongo mal. Por la calle San Martin hay que retocar los conos, que estrechan mucho el paso de los atletas, en Easo alguno se ha movido, bajando por Carlos I casi me como a un peatón con el pan que iba a cruzar mirando hacia el otro lado mientras yo estaba echando un sorbo de agua… ¡Menos mal que el público le ha avisado! 😉

Llegando a la Avenida nos piden ayuda en un cruce, y allí nos quedamos Amaya y yo, haciendo de postes, hasta que llega el relevo, (¿Alberto y Luisja? ¿Arsenio y Txema? Ni me acuerdo…) y vuelta hacia el Antiguo, que los buenos siguen igual de fuertes. Bueno, mejor el bueno, porque el tal Rafa Iglesias, que se llevó la Behobia, también se va a llevar esta y con un tiempazo, si todo va como parece. ¡Que maquinón! y que pena que sea él el culpable de que este todo mojado. Porque seguro que es él: en la B-SS llovió, y en esta, aunque durante la carrera no lo está haciendo, antes de salir si que ha caído a gusto… Fijo, la culpa es suya.

Pero por el momento vamos librando bien. En los tramos malos agarraba poco al principio, en la concha sigue agarrando poco (pero el asfalto nuevo se noooooota) pero por lo general todos hemos podido comprobar que para patinar en mojado es importante… patinar en mojado. ¡Gora ura!

Y ya estamos casi en Anoeta, con la labor terminada. ¡Menos mal! ¡Me voy a echar una siesta esta tarde!
Y ya está. Bueno, queda repartir públicamente el agradecimiento de los de la federación de atletismo, que quedaron encantados porque se nos veía en todas partes, allí donde hacía falta. ¡GRACIAS! de ellos. ¡Encantados! Nosotros.

Como decía Arsenio, el maratón 2009 marcó un hito: “Nos hemos estrenado (Donostiroller) oficialmente en el maratón y ha salido todo a la perfección”. Bueno, y el tal Rafa Iglesias se marcó también un record de España y no se que más, o sea que este debe ser un maratón de los de “con clase” . Una pena que con el formato actual no sea posible patinarlo “de carreras”, pero, a falta de pan…. el año que viene más. Y mejor.
Y para el que pase envidia (kotxina), un mensaje en dos palabras: haber “estao”. 😉
M3
Fotos: Carlos «Tartalo»

2 respuestas a «Haber «estao» – Maratón Donostia 2009»

  1. Pues mis impresiones sobre esta participación de DonostiRoller en el Maratón de Donosti, son diferentes, en varios aspectos, pero todas ellas buenas.

    Se comenta que ha sentado precedente, el que los patinadores hagan de stoppers, pero yo añadiría que el precedente lo ha sido a nivel nacional, si no mundial.
    Dicho así puede parecer una exageración por todo lo alto, por eso lo voy a aclarar. Gente acompañando a los corredores a pie, la habido desde hace mucho. Así conocí yo a Javi, sin saber quién era. En eso no se puede colgar nadie la medalla, pues la tentación se ha tenido que dar en el planeta tierra, en cualquier lugar que se haya celebrado una prueba atlética y alguien que sepa patinar haya querido animar a un conocido, sobre el asfalto mismo. Si siempre ha habido bicicletas de apoyo, patines ¿por qué no?.

    Pero el que una organización, en este caso con nombre y apellidos, la Federación Guipuzcoana de Atletismo, haya requerido los servicios de los patinadores, me parece una apuesta muy alta, y para hacerla han creído a ojos cerrados en que podía ser así.

    Que yo conozca, en ningún maratón se ha dado un caso parecido. Y si me equivoco, siempre podrá alguien rectificarme colgando un video o simplemente una crónica de que patinadores de la organización de una carrera atlética, no hace falta que sea un maratón, estuvieron cooperando.

    Así que esta primera impresión de la novedad que ha supuesto, no hay más que verla con las fotos con los petos, y el video previo a la salida, comprobando que también esa extraña impresión de que algo novedoso se ha incorporado a este evento, ha llegado a los medios informativos.

    Bien pensado, y es otra reflexión que me hago, es la de que el patinador ofrece muchísimas más posibilidades como stopper que un ciclista. La maniobrabilidad en ese sentido se acerca a la de un peatón, que el ciclista con la máquina no puede hacer. Tiene como desventaja los suelos impatinables, (empedrados, y pavés) pero que en un maratón no se dan. Pero aparte de carreras, en marchas , reivindicativas, o no de cualquier tipo, el patinador puede resultar de mucha utilidad, pero es algo que no se ha tenido en cuenta porque parece que no se ha pensado en ello. En la marcha de la reivindicación del bidegorri de Pasai a Donosti, los patinadores no estuvieron en esa función, pero ahí estuvieron no desmereciendo la jornada. En la del Centenario de la Real también. La Ruta de la Feria en Marcha, en lo que se refiere a este año y debido a la climatología, punto y aparte, pero que la del año anterior, fue otro ejemplo a tener en cuenta. En fin que en otros eventos no tan importantes como el del Maratíon, los patinadores en Donosti pueden empezar a verse como cosa no tan extraña. Lo que puede generar el efecto rebote.

    Y para cerrar, el último punto de reflexión sería, si aquí se ha podido, ¿porqué en otros lugares no?. Se ha demostrado que se puede, y otras asociaciones de patinaje pueden tomar este hecho como referencia. Veremos de aquí a un tiempo si la siembra para la causa, que ha supuesto esta participación, obtiene cosecha. Seguro que sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner