Ruta Golfa Halloween

Halloween
Halloween

La ruta golfa Halloween fue diversión e improvisación a chaparrones. Empezó tarde, y terminó tarde, como debe ser. A las 22.30, la Gran Maestre con su calavera de mando, patinaba junto al Ayuntamiento, paraguas en mano para defenderse de la que caía, que ¡Vaya que si caía!.

Tarde, pero seguro, fue apareciendo lo mejor de cada casa, con patines o sin patines, disfrazados o sin disfrazar, pero todos muy muy oscuros y con muchas ganas de reir. Reconocimietos mutuos y fotos de grupo. Entre los especímenes había: góticas capas tenebrosas, ojos blancos, dientes de todo a 100, drácula woman, la monja encadenada, scream y muuuuucha calavera y muuuucho vuelo.

¿Qué tal si hacemos una pequeña ruta por lo viejo? ¡Adelante! y a la primera ruta le siguieron un montón más porque nos encontrábamos como en el pasillo de casa. Fue todo un curso de patinaje sobre mojado con espectaculares culadas. Crecidos en la noche, escapamos como espíritus veloces hacia el Buen pastor y hacia Sagués.

Allá por donde íbamos nadie se quedaba indiferente, miedo, risas, peticiones de fotos, bailes de monstruos en los bares, carcajadas.

Entre los comentarios que escuchamos tras la máscara estos:

Halloween
Halloween

¡ Ahhhhhhhhhhhhhhhgggg! ¡¡Qué susto!!
¡Feoooooooo, feaaaaaaaa, guaaaaaaaapa! (para gustos los colores)
Oye, que éste me está dando miedo de verdad…
¿Te gusta comer salchichas?
No te vas a creer, acaban de pasar en patines….(hablando por el móvil)
Yo también suelo patinar (¿Pidiendo clemencia?)
¿Qué son? ¿brujas?- le contesta la amiga, muy seria- no no, ¡son espectros!.

¡Jo, que noche! ¡De golforollerespectros!

Por Luisja

Una respuesta a «Ruta Golfa Halloween»

  1. Los seres del lado oscuro que en la noche de este día se dejan ver entre los mortales, son seres que dejaron pendiente de resolver algún asunto en la tierra, antes de pasar al lado oscuro. Toda la parasicología, está de acuerdo en ello.
    Entonces se deduce que los seres que se dieron cita en este día, fueron patinadores en otros tiempos, y probablemente dejaron de acudir a alguna ruta nocturna, por lo que no han podido dejar escapar una ocasión como la que se ha presentado.

    Así que oído al parche para los que aún estamos en el lado claro. Las ausencias de las rutas golfas pueden acarrear la esclavitud de aparecer patinando por Donosti, la víspera de todos los santos, y así, por los siglos de los siglos……….
    ¡Bendita esclavitud!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner