Semana de la Movilidad y el espí­ritu de Donostiroller

Hoy viernes, la asociación Kalapie ha organizado una marcha por las calles de Donostia en bicicleta. El evento ha comenzado a las 19:30 en frente de la catedral del Buen Pastor y el espí­ritu de Donostiroller no ha querido permanecer ajeno a esta convocatoria. Allí­ estaba a la hora en punto.

El grupo ha marchado a una velocidad considerable por las calles de San Sebastián, reclamando para sí­ ese territorio exclusivo de los escupehumos; el asfalto. El espí­ritu de Donostiroller ha marchado orgulloso en armoní­a con los amables ciclistas.

Se ha cruzado, por dos veces, el puente de la Zurriola, se ha atravesado, como el rayo, el Boulevard, se ha marchado a la par de la Concha ante el asombro de los peatones, y siempre en buena compañí­a; los ciclistas y el espí­ritu de Donostiroller.

El evento ha terminado hacia las 20:15, otra vez, en el Buen Pastor. Y es allí­ donde el espí­ritu de Donostiroller y el cuerpo de sus representantes (Julián y Arsenio) se han encontrado, pues éstos ha acudido media hora tarde a dicho evento.

Allí­ hemos podido saludar a Carlos y compañí­a a los que mandamos un abrazo por si se acercan a esta página y nos leen.

Una respuesta a «Semana de la Movilidad y el espí­ritu de Donostiroller»

  1. Y yo aporto más datos.

    El cambio de hora de la manifestación se debió a la coincidencia con otra manifestación por las mismas horas, y el ajuste del permiso en los estamentos municipales. A la organización no le dió tiempo a avisar del cambio, pero tampoco era cuestión de desconvocarla por ese motivo.

    La media hora tarde, a la que acudimos Arsenio y yo, en definitiva fue la causa de que resultara una experiencia fuera de lo normal y muy divertidal, ya que la caza de la manifestación hizo aumentar y bastante, nuestros niveles de adrenalina.
    Buscando atajos, entre paseantes, que a esa hora estaba la calle repleta, (respetando eso sí las ordenanzas de circulación), sorteando los imponderables imprevistos, (Feria del Libro en Plaza Guipúzcoa, Festival de Cine en Maria Cristina), rastreando el paso de los ciclistas con los Policías Municipales, (nuestro agradecimiento desde aquí), para al final llegar a compartir impresiones con los organizadores, como señala Arsenio.

    Lo que no dice y no lo puedo dejar pasar, es que a varios miembros de Kalapie les ha dado por probar el tema de los patines en línea, y en ello están. Y dado ésto y que comprobaron que tampoco echamos humo al circular, pues que nos tendrán en su pensamiento y en sus oraciones.

    No es por dar envidia, pero creo que fue un día para el recuerdo. Por lo menos así lo pienso.

    P.d. Y no digo nada de la cervecita que calmó la sed, después de tan acalorada persecución. Tomada con los patines puestos, ¡por supuesto y como debe ser!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner